News:

29 Nov
2008

Como no ganar la guerra contra el crimen

Uncategorized

Amanecí leyendo esta buena reflexión de Liébano Saenz:

Algunos ven hasta con regocijo la manera como los gobernantes se muestran a la defensiva por la gravedad del problema de la inseguridad, sin advertir que es la sociedad no el gobierno quien está en jaque. El ejercicio del poder desgasta, más en condiciones adversas como las que imponen el agravamiento de la inseguridad y la situación económica. Sin embargo, es cuestión de elemental lealtad hacia nosotros mismos, identificarnos en la dificultad y también en la responsabilidad de la solución. Lo peor que puede suceder es que los políticos hagan del tema de inseguridad un recurso de chantaje en la negociación o de manipulación en el intento de atacar al adversario, como ha ocurrido en fechas recientes, en la política local y nacional, hasta en las querellas intrapartidistas e interinstitucionales.

Coincido. En esta época de violencia es común echarle la culpa al de enfrente, al de arriba, al de los lados. El crimen como resultado de la incapacidad del alcalde, o la complicidad del gobernador, o la ingenuidad del presidente. Quizá hay un poco de todo lo anterior, pero es imposible ganar la guerra cuando nuestras tropas gastan su parque y energía combatiéndose a si mismas.

El fuego amigo solo avanza el interés político de quien busca lucrar con la derrota.

Update: un ejemplo y otro ejemplo

Etiquetas: , ,